Menu

Biografía de David Pocock, un gladiador canguro

David Pocock nació en Zimbabwe, donde su familia tenía una granja. Todos de origen australiano, a los 14 años tuvieron que volverse a su país porque la situación era complicada entre blancos y negros debido a una especia de guerra civil. Pero antes de eso, en el país africano, Pocock ya pintaba que llegaría lejos.

Con 12 años, era fanático del entrenamiento. Autoexigente como pocos decia: "Si no hacía 450 abdominales por noche no podía irme a dormir en paz". Los padres estaban preocupados por ese pensamiento de tan chico pero admitían "que iba a llegar a ser alguien importante en el rugby".



Ya en Australia, entrenaba natación, rugby, fútbol y gimnasio todos los días a tal punto que se sentía débil. Consultado por sus padres con un nutricionista, se dieron cuenta que comía poco para la cantidad de horas que entrenaba esto lo hizo estabilizarse.

"De niño, Dave tenía que jugar con chicos dos o tres años más grande porque a los de su edad los lastimaba", cuenta su mamá.



Wallabie internacional desde hace años, fue uno de los mejores en el último Mundial junto con Hooper y Fardy conformando la mejor tercera línea del mundo.

Sufrió lesiones graves pero la fortaleza mental y física siempre lo hicieron recuperarse para ahora estar más vigente que nunca y ser pretendido por muchos equipos de Europa.




volver arriba