Menu

Un scrum por la Paz

Un día histórico en la Argentina. El sueño se concretó. Miles de argentinos: hombres, mujeres, ancianos y niños de buena voluntad, empujaron para el mismo lado.
 
El lunes 16 de diciembre en la Plaza San Martín, la Fundación Rugby Sin Fronteras hizo el scrum por la paz más grande del mundo bajo el lema "Argentina la comunidad 'Yo Respeto' empuja por vos". Gente con la sonrisa y la ilusión en la cara venida de los cuatro puntos cardinales de nuestro país -y muchos del extranjero también- se abrazaron junto a Pumas, artistas, periodistas y los miembros de la fundación Rugby Sin Fronteras, y a la voz de su líder y presidente, el ex rugbier Juan Bautista Segonds, avanzaron metafóricamente hasta la meta deseada: El "Yo Respeto", la paz y Argentina como sentimiento. 



Segonds dijo: "Somos millones los argentinos respetuosos, honestos y que queremos vivir en paz, es hora de hacernos visibles. Mostrar que existe una comunidad del respeto es responsabilidad de todos". Y agregó: "Esta campaña es una declaración. Así como Mandela dijo: 'Yo perdono', y lideró con su ejemplo, debemos tomar su legado diciendo 'Yo Respeto', y así mostrarle a los chicos que no todo da lo mismo".
También se cantó el Himno Nacional Argentino con la impresionante voz de Sandra Mihanovich, todos abrazados al estilo Puma y con el corazón a punto de salir de cada pecho estallando de emoción. 



El evento, signado por un alto voltaje emocional en cada uno de los participantes, fue conducido por Julián Weich y María Belén Aramburu, así como por Hernán Rojas, tesorero de la fundación, quienes presentaron a la fundación y las acciones realizadas desde el 2009, tales como: los cuatro partidos de rugby en las islas Malvinas con participación de isleños, ex combatientes de ambos lados y rugbiers argentinos y británicos, constituyéndose en la única actividad compartida entre Argentina y los habitantes del archipiélago austral. El partido jugado en ambos lados (Uruguay y Argentina) en el puente -hasta ese momento cerrado por el conflicto- de la pastera Botnia. El partido tributo a Nelson Mandela en la isla-cárcel de Robben Island. El considerado encuentro imposible jugado en Jerusalén con chicos palestinos e israelíes en pleno conflicto a fines del año pasado para luego ser recibidos por el Papa Benedicto XVI. El partido homenaje a los sobrevivientes de los Andes en plena cordillera. Rugby Inclusivo, actividad que hace jugar a niños con síndrome de down. Y el extraordinario apoyo del Papa Francisco, que el 16 de octubre le dijo a Segonds "Me sumo a la comunidad 'Yo Respeto'" en el Vaticano.

Para más información de la fundación ingresá acá: www.rugbysinfronteras.org

volver arriba