Menu

Sonny Bill Williams, la estrella de negro

Hoy es el cumpleaños de una estrella del rugby Mundial, Sonny Bill Williams. Con un presente nuevamente en los All blacks, la estrella de negro está cumpliendo 30 años y espera jugar nuevamente el Mundial este año, habiendo sido campeón en 2011.


Orígenes

Sonny Bill Williams  nació el 3 de Agosto de 1985 en las afueras de Auckland. Es hijo de John (Samoano) y Lee (neozelandesa) y tiene tres hermanos (John Arthur y las gemelas  Niall y Denise). Su abuelo Bill Woolsey fue un legendario jugador de la liga de Auckland y reconocido boxeador, y su padre también incursionó en la modalidad de 13 hombres.


Asistió a la escuela Owairaka Primary School, Wesley Intermediate y Mount Albert Grammar School. Era un chico pequeño y callado, pero que tenía una gran habilidad para los deportes, en especial el atletismo y el salto en alto (tiene el record para 10 años en la especialidad). A los 12 años, y de la mano de su madre, se inicia en el rugby league.

Su carrera profesional

SBW empezó jugando en los Bulldogs con solo 18 años (el más joven en firmar un contrato profesional). Esta modalidad del rugby tiene una liga llamada National Rugby League, la juegan 15 equipos de Australia y uno de Nueva Zelanda y tiene más seguidores en promedio que el Super Rugby (en cantidad de público que va a la cancha). Dicen que el objetivo fue conseguirle una casa a su familia, lo que hizo obviamente años después.


Luego de convertirse en una estrella en el Hemisferio Sur, para sorpresa de todos se trasladó a Francia para jugar Rugby Union en el Toulon, con un pase record de 300,000 libras.  Se transformó en ese momento en una de las figuras más odiadas para los australianos, que lo apodaron “Money Bill Williams”.

En Francia estuvo 2 años y ganaba 1 millón y medio de euros, pero decidió volver al Rugby Union a Nueva Zelanda para participar de la copa del mundo 2011, donde fue campeón con los All Blacks. Finalmente regresó al Rugby League, pero antes tuvo otro lucrativo stop en Japón, donde fue embajador del deporte jugando para el Panasonic y siendo una estrella en ese país.

Es actualmente jugador de los Chiefs con quien jugó la última temporada del Super Rugby.


Más allá de la cancha

Además de ser jugador de rugby, el excéntrico joven nacido en Auckland tiene varias particularidades que lo hacen único. Es boxeador profesional con un record de 6 peleas ganadas y ninguna perdida, tres de ellas por KO. Heredó la pasión de su padre comenzando en 2009 cuando estaba jugando en Francia.  El mismo dijo que ¨el boxeo me dio fortaleza mental para saber que puedo enfrentar cualquier cosa en el campo de juego¨


En su última pelea sufrió igualmente más de lo previsto y un periodista especializado neozelandés lo describió de esta manera: “Ni una combinación, la guardia horrible y sólo busca una mano que noquee, porque sabe que pega duro, pero estéticamente horroroso”.


Fuera de la cancha también dio que hablar con peleas en bares, infracciones por conducir alcoholizado e historias amorosas con famosas modelos australianas como Genna Shaw y Alana Raffie (su actual). Una fotografía suya en el baño de un bar con la atleta Candice Falzon, tuvo miles de reproducciones en la web en el 2007 y repercusiones en los medios locales.

Pero trasformó al Islam en 2008, siendo el primer All Black de la historia con esta religión porque se sentía identificado con la filosofía de vida que llevan los musulmanes. En una entrevista para la CNN comentó que conoció a un matrimonio de Túnez que vivía con sus cinco hijos en un ambiente al sur de Francia, y lo movilizó ver lo felices que vivían. ¨Me transformé en un verdadero musulmán, me ha dado felicidad y me ha ayudado a crecer¨ agregaba. ¨Una cosa que he aprendido en mi carrera es que la simplicidad es la clave, en la cancha y fuera de ella¨.

Tiene tatuados ambos brazos con ribetes maoríes y su nombre en grande en la espalda. En este video hablaba al respecto.







volver arriba